Para quienes aman a Dios, todo contribuye para su mayor bien: Dios endereza absolutamente todas las cosas para su provecho, de suerte que aún a quienes se desvían y extralimitan, los hace progresar en la virtud, porque se vuelven más humildes y experimentados.

SAN AGUSTÍN

Google

viernes, 31 de marzo de 2017

Presentación de "El Libro Rojo de mis sueños". Una bitácora para cada cual. (Abril 6 de 2017. 7:30 p.m.)

¿Recuerdas tus sueños al despertar? ¿quisieras recordarlos? ¿Te interesa el mundo de los símbolos? ¿Escribes tus sueños?

A continuación encontrarás una breve reseña sobre el origen del libro y la imagen de la invitación al evento del lanzamiento en el Teatro Matacandelas.

También puedes ir al video "Los sueños y un libro rojo para los sueños" HACIENDO CLICK AQUÍ
e ir al evento en Facebook HACIENDO CLICK AQUÍ

Atender al alma, particularmente a sus sueños, es "un juego de niños", se trata de la utilidad de lo inútil, de darle importancia a lo que parece no tenerla, de recoger caracolas y conchitas en las playas de la consciencia, para tratar de saber algo de un mar profundamente desconocido.

En medio de su crisis psicológica Carl Jung se dio cuenta de que su erudición, su intelecto y su posición social, eran factores inútiles para mejorar su condición; fue entonces cuando recordó que de niño solía jugar con piedrecillas a orillas del lago, por ello, aunque con cierto sentimiento de vergüenza, aceptó que lo único que podía hacer era volver jugar como un niño. Así comenzó su curación. Luego vertería toda la imaginería despertada durante el proceso en su Libro Rojo, una obra fantástica, plena de la espontaneidad del alma. Posteriormente sugirió a varios de sus amigos y pacientes que elaboraran sus propios libros rojos.

También dijo el viejo de Zurich que quien mira hacia afuera sueña y quien mira hacia adentro despierta, digamos entonces que soñamos para despertar, para aprender a vivir imaginativamente, para tender un puente hacia el alma.

Es este el primero de una serie de libros-taller a los que denominamos “Bitácoras del alma”, con los cuales respondemos a los tres propósitos: volver a jugar, seguir el consejo de Jung sobre nuestros libros personales y comenzar a despertar a un mundo nuevo, hecho de imágenes renovadas sobre el vivir, en un momento en el que descubrimos que muchas de las viejas formas nos están destruyendo individual y colectivamente.

Lisímaco Henao. (Tomado de la contraportada de el libro)



No hay comentarios:

Publicar un comentario