Para quienes aman a Dios, todo contribuye para su mayor bien: Dios endereza absolutamente todas las cosas para su provecho, de suerte que aún a quienes se desvían y extralimitan, los hace progresar en la virtud, porque se vuelven más humildes y experimentados.

SAN AGUSTÍN

Google

jueves, 18 de junio de 2015

La carrera para salvar a los elefantes

Queridos amigos y amigas:

Los elefantes son unas criaturas súper inteligentes, tan cercanos a nosotros en ese sentido como los simios y, aún así, estamos llevándolos literalmente hacia la extinción.

Además, están obsesionados con la muerte. Entienden lo que les pasa a ellos y a sus familias hasta el punto de llegar a reconocer los huesos de otros elefantes y pasarse horas llorándoles. La caza furtiva les resulta tan devastadora a nivel emocional que una manada necesita 20 años para recuperarse.

Cada día mueren 100 elefantes -- algunas veces a tiros desde un helicóptero, otras por mutilación de la cara a machete mientras todavía estaban vivos – solo para producir baratijas de marfil. Aún peor, este comportamiento salvaje está orquestrado por criminales organizados que ayudan a financiar a algunos de los grupos terroristas más peligrosos del mundo.

Pero ahora tenemos razones para la esperanza: China acaba de anunciar que eliminará gradualmente su industria del marfil. Además, se están introduciendo leyes en once estados de EE.UU. que reclaman la prohibición del comercio de marfil. Es un punto de inflexión en la lucha por la protección de estos majestuosos animales, y podemos aprovecharlo para garantizar que se esfume la demanda global financiando una oleada de campañas en EE.UU., Tailandia y Vietnam para acabar con los mayores mercados de marfil del mundo.

Haz clic aquí para comprometerte a financiar estas tareas de conservación de la especie. No tramitaremos las promesas de donación hasta que recaudemos lo suficiente como para gestionar este ambicioso objetivo.


Cazar elefantes es un importante negocio – a medida que van desapareciendo más ejemplares en libertad, el precio de las reservas de marfil se dispara. Los cazadores furtivos se están apresurando ahora en matar a la mayor cantidad de elefantes posible. En cinco años, Mozambique ha perdido a la mitad de su población de elefantes. Es una carrera contra el tiempo y, si se mantiene este ritmo de caza, en poco más de una década ya no quedarán más elefantes salvajes, solo sus cementerios.

Las noticias que nos llegan de China nos ofrecen la mejor oportunidad para cambiar las cosas. Con campañas de Avaaz de primer nivel en estos once estados de EE.UU., así como en Tailandia y Vietnam, podríamos ayudar a detener la demanda de este marfil manchado de sangre, al tiempo que apoyamos iniciativas punteras contra la caza furtiva en la parte de la demanda. Esto es lo que podríamos hacer con la dedicación de un equipo internacional:
  • Financiar campañas publicitarias contundentes en el Sudeste Asiático y los EE.UU. para terminar con la demanda de baratijas de marfil.
  • Crear sitios web en el Sudeste Asiático y los EE.UU. en los que se informe a los consumidores del sufrimiento y la carnicería que viven los elefantes con el objetivo de cambiar la percepción sobre el marfil.
  • Apoyar y reforzar campañas ciudadanas en los mercados de consumo de marfil en el Sudeste Asiático y los EE.UU.
  • Respaldar los programas de protección a los guardabosques en África y las iniciativas creativas e innovadoras para vigilar los parques más remotos, como el uso aviones no tripulados.
Avaaz cuenta con millones de miembros en todo el mundo, tanto en países donde la protección de los animales es fundamental como en aquellos donde se venden estatuillas de marfil. Si todos contribuimos, podemos ayudar por fin a poner freno a este comercio tan cruel y convencer a nuestros hermanos y hermanas de que respeten al resto de especies que comparten el planeta con nosotros. Haz clic aquí para que el equipo se ponga en marcha -- solo recogeremos las donaciones si recaudamos lo suficiente:


La elección que se presenta ante nosotros es muy sencilla: se trata de actuar ya o perder al elefante africano para siempre. No permitamos que sea nuestra generación la que masacre a estas majestuosas criaturas hasta provocar su extinción. Hagamos lo que nuestra comunidad sabe hacer mejor -- elegir sus batallas cuidadosamente, luchar de forma inteligente para prohibir este comercio y difundir la cultura de la compasión.

Con esperanza y agradecimiento,

Danny, Dalia, Alice, Emily, Lisa y todo el equipo de Avaaz


MÁS INFORMACIÓN

El elefante africano, en peligro de extinción por el tráfico de marfil (El País)
http://www.elpais.com.uy/vida-actual/elefante-africano-peligro-extincion-trafico.html

Animales en peligro de extinción: el elefante asiático (Europa Press)
http://www.europapress.es/sociedad/medio-ambiente-00647/noticia-animales-peligro-extincion-elefante-asiatico-20150215155725.html

China no quiere ser la asesina de los elefantes (La Vanguardia)
http://www.lavanguardia.com/vida/20150529/54431521628/china-no-quiere-ser-la-asesina-de-los-elefantes.html

El 60% de los elefantes de Tanzania, muertos por furtivos en los últimos cinco años (La Vanguardia)
http://www.lavanguardia.com/natural/20150603/54432046455/cazadores-furtivos-matan-60-por-ciento-elefantes-tanzania.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario