Para quienes aman a Dios, todo contribuye para su mayor bien: Dios endereza absolutamente todas las cosas para su provecho, de suerte que aún a quienes se desvían y extralimitan, los hace progresar en la virtud, porque se vuelven más humildes y experimentados.

SAN AGUSTÍN

Google

viernes, 19 de septiembre de 2014

7 claves para 'sacarle el jugo' a su cerebro

Por:   |

“Todo lo que somos, sentimos y pensamos parte de nuestro cerebro. Si este es el único órgano del cuerpo que no se desgasta con el uso, ¿por qué no entrenarlo cada día para sacarle el máximo partido?”, reflexiona Marta Romo, licenciada en Pedagogía, experta en neurociencia aplicada al liderazgo y la creatividad y directora de Be-Up, empresa especializada en proyectos de innovación y liderazgo.

Para Romo, autora del libro Entrena tu cerebro, una de las claves más sencillas para ayudar a que nuestra materia gris consiga un alto rendimiento –y, en definitiva, para ser más eficientes y vivir mucho mejor– consiste en “conocer las cinco principales ondas del cerebro y crear rutinas que den espacio a cada una de ellas para lograr el equilibrio”.

“En la década de 1920, el neuropsiquiatra alemán Hans Berger descubrió las ondas cerebrales, es decir, las distintas señales eléctricas producidas por el cerebro y cuya frecuencia o velocidad de impulso y voltajes varían en relación con diferentes estados de consciencia y actividades mentales”, explica Romo.

Estas son las beta, gamma, alfa, theta y delta, y para que actúen en beneficio de nuestro bienestar y eficacia, tenemos que crear rutinas que den espacio a cada una de estas ondas de forma equilibrada. Para lograrlo, “lo importante es la flexibilidad que tengamos para pasar de una onda a otra, ya que nuestro cerebro siempre está produciendo múltiples ondas al mismo tiempo”.

El arcoíris mental

“Nuestra habilidad para hacer cualquier cosa está relacionada con la combinación de este quinteto de ondas, y lo eficientes que seamos dependerá de nuestra flexibilidad. El problema aparece cuando una onda empieza a dominar sobre el resto, y esto es lo que está provocando la vida moderna”, advierte.

Según la directora de Be-Up, “el estrés obliga a nuestro cerebro a permanecer en el patrón de ondas beta, que son las propias de los estados de alerta. Por tanto, es importante ser conscientes de que debemos fomentar la diversidad de acciones para impactar en el cambio de onda”. Además, afirma que esta diversidad es la que promueven los doctores David Rock y Daniel J. Siegel para diseñar rutinas que produzcan ondas diferentes.

“Deberíamos integrar en nuestro día a día las siete actividades que potencien las diferentes ondas y que pueden reflejarse en la llamada ‘agenda arcoíris’, ya que si representamos en nuestra agenda cada actividad con uno de los siete colores, podemos comprobar si todos están en nuestra vida diaria”, propone.

Según Romo, estas siete claves son:

1. Dormir lo suficiente (violeta).
2. Dedicar un tiempo a no hacer nada y permitir que el cerebro dé vueltas sin objetivo (azul añil).
3. Tener momentos de reflexión, enfocándonos en nuestras sensaciones y pensamientos (azul).
4. Mantener contacto físico y social (amarillo).
5. Jugar, ser creativos y divertirnos (naranja).
6. Practicar deporte (verde).
7. Sacar tiempo para trabajar, realizar tareas y cumplir objetivos (rojo).

“¡Quizá puedan parecer muchas actividades, pero no importa tanto la cantidad: para estar más presentes y ser más felices, lo importante es incluir un poco de todo en nuestro día a día para alcanzar la calidad y el bienestar”, enfatiza.
EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario