Para quienes aman a Dios, todo contribuye para su mayor bien: Dios endereza absolutamente todas las cosas para su provecho, de suerte que aún a quienes se desvían y extralimitan, los hace progresar en la virtud, porque se vuelven más humildes y experimentados.

SAN AGUSTÍN

Google

jueves, 10 de julio de 2014

JOVENES COMO OBJETOS DE CONSUMO

Por. KETTY FUENTES BOLAÑO

Para que podamos hablar sobre el joven como un objeto del consumo, se hace  necesario esbozar los conceptos de algunos términos que se manejaran, y plasmar los puntos de vistas de teóricos sociales con los que se fundamentaran dichos conceptos; en este momento trabajaremos sobre  Max Horkheimer y su obra “Critica De La Razón Instrumental”. Quien perteneció a los filósofos alemanes de la escuela de Fráncfort que se apoyaban en el marxismo; critica su versión soviética y propone una revolución social; es un analista de la familia y la autoridad, la tecnología y el uso de la razón, el capitalismo y los regímenes totalitarios.

 v  EL CONSUMISMO

El consumismo es una de las más disimuladas formas que se han creado para generar subordinación en el ser humano, dentro de la cual se le crea  al individuo una  necesidad de compra de bienes indiscriminadamente, aunque estos no se han necesarios.

v  LA RAZON INSTRUMENTAL

Podríamos definir la Razón Instrumental como una modalidad del pensamiento que prioriza la utilidad de las acciones y el uso de objetos de acuerdo a un proceso de medio-fin. Es decir: que hay cosas que se utilizan como medio para conseguir un fin, una meta, y que lo importante es esa meta sobre el medio interpuesto. La cuestión de la razón instrumental es pues un pensamiento pragmático en el cual lo fundamental es el criterio de utilidad: lo importante de algo es para qué sirve.

Así, por ejemplo, si yo quiero clavar clavos utilizaré de acuerdo a la razón instrumental un medio, el martillo, para conseguir un fin que es lograr un objetivo. Pero si ahora no quiero clavar clavos el martillo será inútil. Si quiero comer sopa, el fin, utilizaré la cuchara, el medio. Pero no me servirá para comer filetes y la desecharé cuando ocurra esto.

v  RAZÓN SUBJETIVA

La razón subjetiva es cuando se toma la decisión de pensar, de ser humano y decidir de una forma consiente lo que  conviene y lo que no, generando una serie de planteamientos que sustentaran una  posición del sujeto pensante y unos derechos. Un ejemplo seria plantear mi punto de vista sobre el conflicto de la violencia colombiana.

La problemática social de la juventud en Colombia está determinada por factores como la violencia, las pocas oportunidades sociales, económicas, culturales y el no reconocimiento como estamento social; la carencia de oportunidades y la desintegración social y cultural que vive el país golpean con especial fuerza a los jóvenes quienes constituyen una mayor parte de la población vulnerable por encontrarse en pleno proceso de crecimiento y preparación para la vida adulta.

Todo lo anterior va generando una pérdida de identidad, en donde solo se llega a manifestar el sentimiento colombiano  cuando la selección nacional de futbol juega o cuando hay alguna festividad alusiva a las fechas nacionales. Vale la pena aclarar que no intento  reforzar un espíritu patriota, porque si así lo fuera solo con las celebraciones  de la presidencia para el 20 de julio bastaría, y así unirnos en un sentimiento nacionalista y fomentar el amor a la independencia.

El termino de identidad lo sometemos al concepto de Manuel Castell que la concibe como ´´el proceso de construcción del sentido atendiendo a un tributo cultural o a un conjunto relacionado de tributos culturales, al que se da prioridad sobre el resto de las fuentes de sentido´´.1. En este caso la identidad del joven colombiano estaría determinada por sus relaciones con el entorno incluyendo lo que observa   y  absorbe de los medios de comunicación.

 Ernesto Sábato en uno de su libro titulado ¨Resistencia¨2  habla sobre la relación social del individuo moderno, donde plantea al ser humano como una maquina dominada por los medios tecnológicos, permitiendo que  el hombre se relacione solo por Internet, y  la mayor parte de su tiempo es dedica a ver televisión, olvidándose de el mismo, de la sociedad que le rodea y de la naturaleza. Demostrando una condición alienada del ser a los medios modernos.

El joven colombiano de hoy posee una  capacidad pobre para generar un análisis sobre la situación histórica del país, no solo por que ha dejado a un lado el espíritu inquietante e investigativo, si no también por que se encuentra distraído en otros asuntos que para el poseen mucha más importancia, dejando develar su falta de interés por los problemas sociales que le rodean y que lo afectan de una forma directa. Además su mentalidad se ha alienado a todo tipo de información que recibe la cual es tomada como veraz, sin haber realizado un análisis previamente critico para poder plasmar y decidir en qué creer y en que desconfiar.

Por esto no es de dudar que gracias a la forma de manipulación de la información  en los medios de comunicación colombiana se ha perdido el carácter crítico que necesita la sociedad para poder generar nuevas formas de pensar y por ende conocimiento. Pero al contrario nos han fortalecido de manera negativa, generando una necesidad de consumo, aumentando la ignorancia en el individuo comunicando mas sobre farándula, moda, música; y por lo general la información dada sobre los sucesos  generados en el país no son presentados de una forma objetiva, mostrando un favoritismo  gubernamental y generando una desinformación  de la verdadera causa de los hechos sociales y políticos.

Por todo lo anterior se plantea que como jóvenes debemos despertar, voltear la mirada, utilizar la memoria, y así no  olvidar  nuestra historia y los hechos que han marcado nuestro país y generar reflexión sobre todo lo que suceda a nuestro alrededor; tenemos que pensar que este país necesita jóvenes que no se dejen imponer la información, si no que se han ellos quienes la generen.


Para finalizar  quisiera traer a coalición unas palabras del escritor Fiodoro Dostoievski:



Cada uno de nosotros es culpable
Ante todos, por todos y por todo.



                

No hay comentarios:

Publicar un comentario