Para quienes aman a Dios, todo contribuye para su mayor bien: Dios endereza absolutamente todas las cosas para su provecho, de suerte que aún a quienes se desvían y extralimitan, los hace progresar en la virtud, porque se vuelven más humildes y experimentados.

SAN AGUSTÍN

Google

lunes, 7 de octubre de 2013

la historia amnésica de la condena
I


Plasmo sentidos ausentes, vacios y olvidados
Veo el interés de un genio escapar por la ventana de los locos deseos inconclusos
Donde la enajenación es catalogada como la máxima nada del ser
Ser indeciso, temeroso, perdido en la desfachatez de un pueblo lleno de ignorancia y descontento
Esta noche, es mi noche de tortura.

Noche donde los espíritus se levantan a dar ánimos al pobre y goce a los ricos
Noche donde Satán y sus criados le sirven al rey del pueblo, a su máximo líder
Pero tú como siempre engañándote,  sonríes de dolor
Ahuyentado porque olvidaste.
Dentro de ti hay un deseo de ser y no perecer

Que no cesara jamás, aunque te falle la memoria.

Autor: Mercedes

No hay comentarios:

Publicar un comentario