Para quienes aman a Dios, todo contribuye para su mayor bien: Dios endereza absolutamente todas las cosas para su provecho, de suerte que aún a quienes se desvían y extralimitan, los hace progresar en la virtud, porque se vuelven más humildes y experimentados.

SAN AGUSTÍN

Google

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Un existencialista converso

Quisiera traducir la tristeza en Amor y el desasosiego en esperanza. Cuando miro atras y veo mis errores, siento que todo el tiempo vivido ha sido en vano y no merezco ni sufrir ni amar.

Cuando llego el amor a mi vida lo deje ir, cuando llego el sufrimiento lo desaproveche pensando que Dios es injusto. Veo todas las cosas que me rodean, la riqueza, la pobreza, porque todo es tan injusto?

En los momentos buenos me preocupo porque creo que tarde o temprano todo terminara, Ni hablar de los momentos difíciles cuando todo se acabo. Donde estará escondida la felicidad?

Deseo amar y ser amado como Dios manda, pero parece imposible, el orgullo aparece en cualquier momento y con un poder soberbio arrasa, destruye. Con autoridad se pronuncia argumentando que en una vida sin dificultades no hay felicidad.

Donde estoy que no me encuentro, sera imposible estar a gusto con lo poco o con lo mucho?

Tengo una explicación para cualquier circunstancia y esta pseudocerteza me limita mas que la propia ignorancia.

Hoy me encuentro escribiendo estas lineas en la ciudad de Bogota con un deseo inmenso de conocer la felicidad e instalarme en ella, es un pecado vivir en la opulencia?

Sueño con amar, tener una familia y brindarles todas aquellas cosas que no conocí por el destino que en su justicia mortifica mi existencia

Intentare aprovechar este sufrimiento, no me importa el sentido del mal o el bien. Seré feliz con lo que Dios le de a mi pedazo de Vida, un pedazo que hace parte de el y de todos por la tanto es importante.

Julio 11 de 2011








No hay comentarios:

Publicar un comentario