Para quienes aman a Dios, todo contribuye para su mayor bien: Dios endereza absolutamente todas las cosas para su provecho, de suerte que aún a quienes se desvían y extralimitan, los hace progresar en la virtud, porque se vuelven más humildes y experimentados.

SAN AGUSTÍN

Google

sábado, 14 de septiembre de 2013

Colombia diferente

Acabo de leer un artículo publicado en la Página de rcn que refiere el hecho de que unos subersivos del Eln tienen secuestrado hace 11 meses a un geólogo llamado  Jernoc Wobert, empleado de Braeval(multinacional dedicada a la mineria) y exigen para su liberación que se devuelvan unos títulos de explotación que originalmente fueron concedidos a los mineros tradicionales de la región y ahora están en manos de la multinacional canadiense.

Por un lado en el país tenemos la minería ilegal, manejada principalmente por estos grupos armados al margen de la ley y por el otro tenemos grandes empresas multinacionales que explotan estos recursos dejando solo una pequeña parte de la utilidad en el país.
Frente a esta situación surge una gran inquietud, ¿porque los colombianos no podemos administrar  nuestros recursos de forma organizada generando desarrollo real que se vea reflejado en la calidad de vida de la población?

Desde hace muchos años estamos sometidos a un saqueo interminable, primero los colonos españoles que explotaron desaforadamente nuestra riqueza a precio de sangre, ahora son las multinacionales que llegan al país ofreciendo una cara amable, hablando de desarrollo y prosperidad.

Observemos a la gran Colombia, un país naturalmente hermoso, con características inigualables que lo hacen especial, pero con unos habitantes sin pisca de sentido de pertenecía.  ¿Porque hemos tenido la mala suerte de ser invadidos y explotados a lo largo de la historia,  que es lo que les pasa a nuestros líderes, cual es la razón para que un país rico en recursos viva en la pobreza?


Cuando podremos gozar de nuestra riqueza? que por cierto es abundante y si se administra con prudencia alcanza para nosotros y los de afuera, que al fin y al cabo son los mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario