Para quienes aman a Dios, todo contribuye para su mayor bien: Dios endereza absolutamente todas las cosas para su provecho, de suerte que aún a quienes se desvían y extralimitan, los hace progresar en la virtud, porque se vuelven más humildes y experimentados.

SAN AGUSTÍN

Google

martes, 30 de abril de 2013

3 Congreso Pacto Global


3 Congreso Pacto Global
“Liderazgo en la construcción de desarrollo sostenible”
 
Mayo 6 y 7 de 2013, Cámara de Comercio de Bogotá
Avenida el Dorado No. 68-35
  
Pacto Global Colombia, realizará la tercera versión de su congreso anual, titulado “Liderazgo en la construcción de desarrollo sostenible”.
 
 
El congreso contará con la participación de destacados líderes empresariales, expertos internacionales, académicos, representantes del Gobierno y de la sociedad civil que trabajan en pro del desarrollo, a partir del ejercicio de la responsabilidad social.
 
 
Temática del congreso 
 
*      Pacto Global de las Naciones Unidas, perspectivas de liderazgo y transformación mundial
*      Liderazgo para la sostenibilidad
*      Construcción de entornos favorables a los derechos humanos y la paz
*      Incidencia de los medios de comunicación en el desarrollo sostenible
*      Transformación de la agenda global de desarrollo
*      Liderazgo transformador desde el rol de la mujer
*      Promoción de la gestión sostenible del agua
*      Liderazgo ético en los negocios  
*      Inversión responsable 
 

Valor de la inscripción
 
Empresarios y público en general
$400.000 +IVA
Adheridos al Pacto Global
$300.000 +IVA
Docentes
$150.000 +IVA
Estudiantes postgrado
$100.000 +IVA
Estudiantes pregrado
$80.000 +IVA
Incluye: Certificado de asistencia, refrigerios, acceso a memorias del evento
Informes e Inscripciones
 
 
Líneas de atención al cliente:
(1) 440 96 56  / 433 27 79 - 310 309 45 46
 
Martha Cuellar Coordinadora Administrativa, Pacto Global Colombia Tel. (571) 530 4810 - 4811
 


Agenda Académica
 
Lunes 6 de mayo
7:00 a 8:00 am
Acreditación
8:00 a 9:00 am
Instalación
-          Claudia Milena Vaca Vicepresidente de Competitividad y Valor Compartido, Cámara de Comercio de Bogotá
-          Elizabeth Melo Acevedo, Presidente Comité Directivo Pacto Global Colombia
-          Bruce Mac Master. Director, Departamento para la Prosperidad Social.
9:00 a 9:10 a.m.
Pacto Global de las Naciones Unidas, perspectivas de transformación e incidencia pública
Mauricio López González. Director Ejecutivo, Pacto Global Colombia
9:10 a 9:50 a.m.
Dialogo Inaugural Construcción de valor compartido desde el liderazgo organizacional
Jorge Ramírez Vallejo. Asesor Cámara de Comercio de Bogotá
Miembro Harvard Business School y del Instituto de Estrategia y Competitividad del profesor Michael E. Porter
9:50 a 10:30 a.m.
Liderazgo para la sostenibilidad
Esther Trujillo. Directora PlanBET Estrategias, España.
10:30 a.m. a 110:00 a.m. RECESO
11:00 a 11:45 a.m.
Panel: “La Responsabilidad Social Empresarial profesión movilizadora”, lanzamiento del libro la sociedad que no quería ser anónima
Introducción: César Piernavieja. Director General, LID Editorial Colombia
-          Esther Trujillo. Autora del libro la sociedad que no quería ser anónima
-          Marcela Velásquez. Director relaciones institucionales y RC, Telefónica Colombia
-          Fernando Quijano. Director, Diario la República.
-          Gustavo Yepes. Director de Gestión Social, facultad de Administración de Empresas Universidad Externado de Colombia.

 

Modera: Víctor Malagón Basto. Gerente Responsabilidad Social, Asociación Empresarios de Colombia ANDI

11:45 a 1:00 p.m.
Construcción de entornos favorables a los derechos humanos y la paz
-          Peter Hauschnik. Coordinador Programa CERCAPAZ. Deutsche Gesellschaft für internationale Zusammenarbeit (GIZ)
-          Alejandro Eder. Director de la Agencia Colombiana para la Reintegración

Modera: José Rafael Unda. Secretario Comité Minero Energético
1:00 a 2:30 p.m. ALMUERZO LIBRE
2:30 a 3:30 p.m.
La agenda de desarrollo, después de los Objetivos de desarrollo del milenio 

-          Ignacio Hojas, SVP Unilever Middle Américas
-          Santiago Madriñan. Consejo Empresarial Colombiano para el Desarrollo Sostenible, CECODES

Modera: María Claudia Romero. Directora especialización Responsabilidad Social Empresarial, Universidad Externado de Colombia.
3:30 a 4:00 p.m. a RECESO
4:00 a 6:00 p.m.
Panel de experiencias en derechos humanos
-  Modelo de gestión y relacionamiento de DDHH en Ecopetrol
-  Modelo de gestión integral de respeto por los DDHH en EPM
-  Construcción de confianza, para la promoción de los Derechos Humanos en las actividades empresariales. Fundación Ideas para la Paz
- Formación profesional en zonas rurales afectadas por la violencia. Universidad de la Salle
Modera: Carolina Borda Medina. Directora de RSE y DDHH, Trust Consultores
Panel de experiencias de alianzas transformadoras e inversión social
-  Impacto de la gestión pública y privada en la Amazonía colombiana. Cifras y conceptos.
-  Promoción de acceso y uso de las TIC. Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá
-  Aportar a la construcción de paz en entornos de conflicto. Industria Nacional de Gaseosas INDEGA S.A.
-  Desarrollo de oportunidades. Gases de Occidente
Modera: Patricia González. Directora Valor Compartido, Cámara de Comercio de Bogotá


Panel de experiencias de diálogo e involucramiento con grupos de interés
-   Relacionamiento ético. Corporación CREO
-   Relacionamiento basado en el respeto por la diferencia. Oleoducto Bicentenario
-   Involucramiento con grupos de interés. Petrobras Colombia Limited
-   Promoción de los derechos de los jóvenes. Surtigas S.A.
-   Desarrollo de capacidades para la competitividad. Pacific Rubiales Energy
Modera: Álvaro Urquijo Gómez. Directo Ejecutivo, Qualitas T&T, Docente. U.Externado
  
Martes 7 de mayo
7:00 a 8:00 am
Acreditación
8:00 a 9:00 a.m.
Inversión responsable
Simon MacMahon. Global Director, Advisory Services, Sustainalytics. Canada
9:00 a 10:00 a.m.
Liderazgo transformador desde el rol de la mujer
-          Laura Albornoz. Ex ministra Servicio Nacional de la Mujer y Colaboradora de ONU MUJER. Chile
-          Ana María Fergusson Talero, Alta Consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer
Modera: Mauricio López González, Director Ejecutivo Pacto Global Colombia
10:00 am. a 10:30 a.m. CAFÉ
10:30 a 11:00 a.m.
Promoción de la gestión sostenible de los recursos hídricos
Luis Fernando Rico Pinzón. Gerente, ISAGEN S.A. E.S.P.  
11:00 a 11:30 a.m.
Lanzamiento del modelo de manejo del riesgo de lavado de activos y corrupción para el sector infraestructura.
Carlos Mario Serna Jaramillo, consultor Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito
11:30 a 12:30 m.
Liderazgo Ético en los NegociosPrincipales resultados de la Tercera Encuesta Nacional Sobre Prácticas contra el Soborno en Empresas Colombianas.
Gustavo Yepes López, Director Proyecto, Universidad Externado de Colombia.  
Panel:- Carlos Raúl Yepes. Presidente, Bancolombia.
- Fernando Jaramillo. Vicepresidente de Asuntos Corporativos de Bavaria - SAB Miller 
Modera: Carolina Cadavid, Directora Sector Privado. Transparencia por Colombia
12:30 p.m. a 2:00 p.m.  ALMUERZO LIBRE
2:00 a 3:00p.m.
La sostenibilidad da que hablar.  Panel líderes de opinión y comunicaciones

-          María López. Directora Sostenibilidad, Publicaciones Semana. 
-          Ricardo Corredor Cure. Director Ejecutivo, Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano

Modera: Sergio Mauricio Rengifo, Director de proyectos especiales. CECODES
3:00 p.m. a 3:30 p.m. CAFÉ
3:30 a 5:30 p.m.
Panel de experiencias de promoción de estándares laborales
-   Compromiso con el bienestar de los empleados y sus familias. CODENSA, EMGESA
-   Interdependencia entre los ámbitos laboral y familiar. INALDE
-   Pacto por la Productividad
-   Mejoramiento de condiciones laborales que armonizan la vida familiar y personal. Valentina Auxiliar Carrocera.
Modera: Gabriel Mesa. Director Estudio Gabriel Mesa.
Panel de experiencias en medio ambiente
-   Protección de recursos hídricos, conservación de la biodiversidad. Asocaña
-   Promoción del cuidado ambiental en el sector empresarial.  CAEM
-   Fomento de la conservación del bosque alto andino. Fundación Bosque Nativo
-   Restauración de ecosistemas naturales estratégicos. Rio Paila Castilla.
Modera: María Claudia Romero. Directora Especialización RSE, Universidad Externado de Colombia
Panel de experiencias en ética y transparencia
-   Prevención de riesgos de fraude, corrupción, lavado de activos y financiación del terrorismo. Empresa de Energía de Bogotá S.A.
-   Desarrollo de capacidades en la ciudadanía, para el ejercicio de control social. Gobernación de Antioquia
-   Negocios limpios, promoviendo una cultura de integridad. Siemens S.A.
-   Una práctica del sector privado que afecta lo público. Universidad Militar
Modera: Gustavo Yepes,Director Gestión Social. Universidad Externado de Colombia
5:30 p.m.
Clausura y certificación

Sobre el matrimonio


Es una buena descripción de lo que es el matrimonio influenciado por el Ego, sin fundamentos espirituales que le den un sentido trascendental, nuestro reto es evolucionar a un nuevo plano de consciencia donde podamos amar de verdad.

Cabe resaltar que todas estas frustraciones nos han hecho caer en errores mas profundos, justificando la Falsa "liberación sexual", El matrimonio con personas del mismo sexo y todo tipo de practicas en contra de la ley natural. Es el amor en la institución familiar lo que puede salvar el mundo, ha llegado el momento en que debemos cambiar, no hay mas plazo, ni excusa. Para algunos el cambio sera fácil y placentero, a otros nos puede costar un poco y debemos sacrificarnos, pero es el momento, el hombre necesita evolucionar pues ya nuestro planeta no aguanta mas estupidez.
Opinión personal 

La editora de la revista Cambio, cambió el martirio insoportable de la  vida conyugal por una existencia libre de mortificaciones. Soho le pidió que mirara por el retrovisor su vida marital y nos dejó  helados.

Por: María Elvira Samper 

Tras mi breve tránsito por esa sagrada institución y luego de un largo  camino en el que he encontrado a muchísimas mujeres que pincharon en el intento, he  confirmado que mi aversión por el matrimonio es comparable a la que profeso por la leche, el queso de cabra, los verbos colocar y escuchar, el lenguaje políticamente correcto, las palabras con 'ch'   (chorizo, chulo, chicha, chinche, chanchullo, chancla, chueco, chumbo...), los chismes de farándula, el jet set, los cocteles del jet set y los lagartos de coctel, las feministas de mochila, el compromiso de género, los almuerzos de señoras, las morisquetas de las Barbies que cierran los noticieros, los tipos que usan medias tobilleras, los vegetarianos, los entierros, las telenovelas, los realities y los libros de autoayuda.

No nos digamos mentiras, el matrimonio es fatal, quedó mal inventado. Es más aburrido que un toque de queda con un militante del Opus Dei, que unos retiros espirituales, que los seminarios de integración de las empresas, las fiestas de oficina, las reuniones de padres de familia y los bazares de colegio. Es odioso porque fue diseñado para toda la vida y eso, de entrada, hace que la apuesta sea muy arriesgada. Nada más enredado que el ser humano ni más aterrador que la perspectiva de que solo la muerte nos pueda separar.

Considero que echar reverso es un derecho inalienable. Hasta los ríos pueden cambiar su curso.

Sin embargo, y aun a sabiendas de que el matrimonio es tan azaroso como una lotería, buena parte de las mujeres -yo, entre ellas- resolvemos en algún momento, por amor, apostarle al gordo. A nuestro gordo. No faltan  las muy pragmáticas -y no muy enamoradas- que resuelven chulear al tema para incorporarlo a la hoja de vida; las muy quedadas que rapan la mano a la primera propuesta y se meten en ese berenjenal por el terror de quedarse solteronas, o las muy convencionales que se lanzan al agua por el deseo de tener hijitos con todas las de la ley, como cualquier Susanita que se respete.

No bien termina la luna de miel, quedamos notificadas del fin de nuestro reinado. De ahí en adelante, la poco o mucha autonomía de vuelo conquistada con esfuerzo queda hipotecada a la inveterada creencia de que los hombres nacen con las manos consagradas al Sagrado Corazón. "Hay  que   cambiar el bombillo del  baño", "hay que vacunar el perro", "hay que llevar la ropa a la lavandería", "hay que pagar el teléfono", y mil "hay que..." adicionales, que el dueño de los muebles supone que su media naranja debe traducir en realidades porque él vive muy ocupado y esas son cosas de mujeres. No importa que ella también trabaje y esté tan atareada como él, la división social del trabajo en el hogar juega a favor del pequeño tirano que la suegra ha cultivado con esmero.

En esa lucha soterrada de poder, las mujeres acabamos perdiendo hasta el apellido

Uno tras otro, ciertos pequeños detalles -o la total falta de ellos- convierten el matrimonio en una especie de servicio militar obligatorio.

¿Qué tal los ronquidos que nos hacen creer que a nuestro lado duerme el león de la Metro? ¿Qué tal el ritual de la mañana, el penoso espectáculo de ese hombre barbado, desmirriado en su piyama azul de rayas, los ojos hinchados y  un tufo que se siente desde la cocina? Ni qué hablar del baño compartido, los pelitos de la barba en el lavamanos, el bizcocho salpicado, la crema de dientes aplastada por la mitad, la toalla húmeda en el suelo, los calzoncillos y las medias en un rincón, los cajones y las puertas de los clósets de par en par... Los roces a propósito de nada.

Y a la hora de vestirse, las preguntas que se repiten como letanías: "¿Dónde está mi camisa azul?", "¿dónde pondrían mis mancornas?", "¿qué se hicieron mis medias grises?". Debemos dar cuenta de todo. En cambio, a   ninguna mujer se le ocurre pensar que su marido deba responderle por el lugar donde reposan unos calzones rosados de encaje, los aretes de perlas o las llaves   del  carro. Nosotras o sabemos dónde están nuestras cosas o las buscamos.

Si en el matrimonio hay algo que se aplica al pie de la letra es la ley del embudo Eso lo aprendí en ese colegio donde fui educada religiosamente en "la filosofía del ala de pollo": la pechuga para el marido, el proveedor; piernas y perniles para los hijos, en proceso de crecimiento, y las alas...a esos descarnados apéndices debíamos aprender a sacarles gusto. Y así es con todo.

Si hay dos carros, el más perrata tiene destinación específica: ella. El de tirar pinta: él.

¿Qué programa de televisión ver? El partido de fútbol que a él le gusta.

¿Los almuerzos de familia? Imperativo si es donde su  progenitora, porque  madre no hay sino una: la suya.

¿Si para colmo de males es golfista? No solo la mujer se vuelve viuda en forma prematura, sino que debe sufrir con resignación cristiana las conversaciones monotemáticas con los amigos de juego sobre los berdies, bogeys y aires que han hecho y, por instinto de supervivencia, mantener la boca bien cerrada. Si la abre, aun para bostezar, corre el riesgo de que le metan hoyo en uno.

¿Y las fiestas? Basta que ella esté animada y en vena porque, justo ese día, el marido quiere salir corriendo.

Si el copetón es él -¡güepa jé!- ni soñar con hacerle ojitos para insinuarle que es hora de partir. Y, además, se ve obligada a presenciar el espectáculo cursi de sus coqueteos con las separadas de ambiente o las modelitos de turno, esas con carita de ángel y actitud de zorras. ¿Quién lo convence de que no es obligación raspar fiesta?

Ni qué decir del martirio que significa la espera cuando Romeo no va a comer a la casa. Es la agonía de ver cómo pasan las horas, la eterna duda: ¿me estará poniendo los cuernos?

La pregunta salta como gato al cuello. Los ánimos se revuelven, los instintos asesinos se despiertan, dan ganas de largarse para la Patagonia. No es la primera vez. Pero... ¿y si el pobre ha sufrido un accidente, si le han hecho el paseo millonario o le han dado burundanga! ? De pronto, el sonido de las llaves... Ha sobrevivido, mejor no decir ni pío. Sería como arar en el desierto. La solución es dar la vuelta hasta que el hombre caiga fundido.

Los ronquidos confirmarán, una vez más, que al lado yace el rey león.

Llegaremos como pasadas por trapiche a la cita de las ocho de la mañana.

Para completar el cuadro clínico, los maridos están convencidos de que su posición en el matrimonio es el de marcadores de punta: ¿por qué no estabas en la casa cuando llamé?, ¿a dónde fuiste? ¿con quién almorzaste?,   ¿por qué no contestaste el celular? Pero basta que uno abra el signo de interrogación para que broten sindicaciones como reacción en cadena: celosas, controladoras, sobonas... Es que las mujeres -dicen- somos posesivas y no dejamos espacio.

Y por eso, por esa asfixia que supuestamente causamos, es que un buen día deciden irse con su música a otra parte.

Día a día, poco a poco, el matrimonio se va convirtiendo en una jaula, de oro en algunos casos, pero jaula al fin y al cabo.

Por eso odio el matrimonio con todos sus rituales, sus grillos y sus cadenas. Me gusta dormir en diagonal, atravesada en la cama, tener el  control de la televisión, pasar los domingos en piyama, no tener que compartir el baño  ni hablar antes de las 10 de la mañana.  

En fin, disfrutar mis pequeñas neurosis, no sentirme culpable por mis mañas y mis antojos y mi manía por el orden. No tener que responder por mis prolongados  silencios. A estas alturas de la vida, con las riendas de mi vida en las manos, nada más delicioso que la autonomía de vuelo. Por fortuna, el hombre que quiero y que también comparte la filosofía del  'mejor juntos pero no revueltos', lava -mejor dicho, le lavan- los calzoncillos en su propia casa.

sábado, 27 de abril de 2013

Trabajo en Cerrejon


Invitación para el domingo


Casa de bahareque de la familia Jiménez Zuleta en el barrio San Joaquín: testimonio vivo de nuestra cultura ancestral



La Fundación AVIVA (Amigos del Viejo Valle de Upar), como entidad Vigía del Patrimonio dedicada a la conservación y divulgación del Patrimonio Cultural de nuestra región, ha sido contactada por los hermanos Jiménez Zuleta para organizarles un Centro de Memoria que pueda presentarse a los visitantes como una muestra auténtica del estilo de vida de nuestros antepasados, residentes de los barrios Cañaguate y Cerezo con sus casas de bahareque, hasta cuando comenzaron a tumbarlas para construir con ladrillo y teja en los años 50, cuando comenzó la modernización de la ciudad.

No sólo cayeron las casas de bahareque, sino también las auténticas coloniales, los conventos como el de Santo Domingo, la Cárcel del Mamón, edificaciones del siglo XVII y muchas residencias fueron masacradas perdiéndose así un buen porcentaje del Patrimonio Cultural de la ciudad.

La casa de bahareque construida por José Benito Jiménez, vallenato nacido el 19 de marzo de 1915, y su esposa Bernarda Zuleta, de La Paz, nacida el 20 de agosto de 1920, tiene su historia. Estas personas humildes, llenas de virtudes, y ya fallecidas, formaron un hogar para criar a sus 8 hijos, trabajando él como jornalero en la finca El Cerrito de la familia Pupo, y ella vendiendo fritos: arepuelas, buñuelos y pastelitos que fueron las delicias gastronómicas de toda una generación, cuando el maíz se pilaba, se cocía y se molía. Las harinas comerciales no habían hecho su aparición en nuestra región y la comida era mucho más sana.

José Benito era un hombre del campo que iniciaba sus labores a las 4 de la mañana sembrando y atendiendo sus cultivos de yuca, frutas y verduras que después vendían en la casa. Así, trabajando honradamente, logró comprar un lote de terreno al señor Joaquín Martínez Zuleta (Q.E.P.D.), en donde construyó la casa de bahareque que él denominó “el cuartico”.

Con tesón y disciplina logró continuar ahorrando para construir una casa de material y poder albergar en ella a su numerosa familia, a sus 8 hijos: Carlos, Nelly, Carmen, Luz Marina, Fanny, Mariela y Marlene Jiménez Zuleta. Sus hijos crecieron con ese modelo de virtudes inculcado por sus padres, que eran comunes a los nativos de esta región: la honestidad, el respeto, la humildad, la capacidad de servir a los demás y una sólida fe cristiana.

La casa fue terminada el 27 de abril de 1966 y fue inaugurada por el gobernador y otros políticos. Lo curioso es que a pesar de que la casa adyacente está a pocos pasos, la casa de bahareque sigue teniendo la supremacía en los afectos de la familia Jiménez Zuleta que, con mucha paciencia y dedicación, ha logrado dejar plasmado en los tres cuartos la cotidianeidad del Viejo Valle. La dedicación al Patrimonio y el sentido de pertenencia por el mismo son las características que más nos han impactado en este núcleo familiar de 7 hermanas y un varón, que permanecen unidos, laboriosos y dedicados a mantener la casita y el patio en un estado de limpieza admirable.

Allí encontramos la muestra de la arquitectura vernácula: el bahareque a la vista con sus horcones de madera y latas de caña amarga. Su techo no es de palma sino de tejas de cemento como se usaron en la época de los 50. El piso es de barro pisado y todo destila frescor, orden y limpieza que se irradia en los tres cuartos que hacen de alcoba, sala y cocina. Ellas explican que: “anteriormente la vida corriente y familiar era desahogada y agradable, en las casas se empleaba generalmente la misma habitación para comer, dormir y recibir a los familiares y visitas”.

La casa guarda en su interior todo el mobiliario y los utensilios que se usaban en el viejo Valledupar: asientos de cuero, tinajero, cama de hierro, baúl de madera, mesas, pupitre de escuela y todos los elementos que tenían en su cocina de antaño.

La Fundación AVIVA está actualmente adelantando las labores del inventario para catalogar cada objeto con su uso y su antigüedad. Una fotógrafa profesional y una diseñadora están trabajando con la fundación para hacer de este sitio un pequeño Centro de Memoria para las futuras generaciones, y así perpetuar lo que fue el viejo Valledupar. El material será traducido al inglés para que los visitantes extranjeros puedan contextualizar mejor lo que están viendo.

Este esfuerzo de las hijas de José Benito y Bernarda tiene que comenzar a dar frutos, para que ellas puedan continuar manteniendo el lugar. Pagando una entrada de $5.000 pesos, el visitante puede trasladarse, como por arte de magia, a una casa típica de la región y a un patio parrandero, en donde José Benito, que amaba la parranda, se las gozaba acompañado de su hijo Adán Montero Jiménez y sus parientes Poncho y Emiliano Zuleta, Colacho Mendoza, Rodolfo Castilla Polo, Jairo Negrete, Wicho Sánchez (el autor de La banda borracha), Armando Zabaleta y todos los numerosos amigos que gozaban de los famosos sancochos y guisos de chivo, gallina criolla, pescado e iguana y arroz de asadura preparados con la sazón inigualable de su prima Bernarda Zuleta de Jimenez, la dueña de casa.

La Fundación AVIVA hace un reconocimiento a ese sentido de pertenencia de José Benito y Bernarda, que aun teniendo una casa de material, conservaron la de bahareque en el patio, para no olvidarse de sus raíces campesinas y disfrutar mejor una siesta en una casa de piso de barro, en donde la temperatura puede ser 6 grados inferior a la del medio ambiente, y esto hace una gran diferencia en un clima ardiente como el Valledupar.

La casa de bahareque estará abierta al público durante el festival, con horarios de 9 a.,. a 12 m. y de 3 a 7 p.m. Costo de la boleta: $ 5.000. Dirección: Carrera 14 A No. 9-50.


ALBA LUZ LUQUE-LOMMEL
Presidenta de la FUNDACION AVIVA (Amigos del Viejo Valle de Upar)
Calle 15 No. 7-16
www.fundacionaviva.org 
fundacionaviva07@live.de 
FB: Acción para salvar el Centro Histórico de Valledupar
FB: Fundación Aviva
Twitter: @AVIVAFOUNDATION
Twitter: @Fundacionaviva

TE INVITAMOS A COMENTAR EN: http://eldiariovallenato.blogspot.com/2013/04/casa-de-bahareque-de-la-familia-jimenez.html