Para quienes aman a Dios, todo contribuye para su mayor bien: Dios endereza absolutamente todas las cosas para su provecho, de suerte que aún a quienes se desvían y extralimitan, los hace progresar en la virtud, porque se vuelven más humildes y experimentados.

SAN AGUSTÍN

Google

viernes, 15 de febrero de 2013

Catedra de productividad y competitividad (Ensayo)



Para nadie es un misterio que actualmente vivimos en un mundo globalizado, donde el libre comercio entre naciones es una realidad, frente a esta situación debemos revisar si el gobierno nacional está apoyando de forma eficiente a los empresarios locales, brindándoles herramientas que permitan mejorar la relación de productividad y de esa manera ser competitivos.

Entendemos por productividad la cantidad de producción de una unidad de producto o servicio por insumo de cada factor utilizado por unidad de tiempo. En el módulo analizado encontramos relacionada la productividad con diferentes factores de estudio como son: grupos de interés, calidad, costos, innovación, políticas de estado, administración pública, estructura social y de negocios, cultura, estabilidad política, mercados y medio ambiente.

Los elementos internos como marketing, costos, calidad, etc, pueden ser manejados y mejorados por la organización, pero existen factores externos que dependen de la administración pública y que influyen en el crecimiento o estancamiento de una empresa.

El autor observa dicha responsabilidad, mencionando la política de productividad y competitividad planteada en el plan de desarrollo nacional, esta estrategia se define en tres niveles: El nivel de productividad macro que se impulsa a través de la red colombiana compite, el nivel de estrategia empresarial que se impulsa a través de los convenios de productividad y el nivel de productividad micro que se impulsa a través del movimiento colombiano para la productividad. También señala las acciones emprendidas para asegurar la seguridad, y un sin número de instituciones creadas con el fin de brindar apoyo a los empresarios en este tema.

En el departamento del Cesar existe una grave crisis de competitividad, el sector agro, que sin lugar a dudas representa un renglón importante en la economía local, pasa por su peor momento.
Estudiemos el caso específico de la ganadería en la región, según Hernán Araujo, presidente del fondo ganadero del Cesar, el precio de la leche que se les paga a los productores ha disminuido en un 30%, pues ha ingresado al país gran cantidad de leche importada libre de arancel, que compite en precios y calidad pues donde es producida (países con alto grado de desarrollo) los niveles de productividad son altos, y por tanto nuestros productores locales que no tienen la herramientas tecnológicas ni metodológicas suficientes, están destinados a vender su producido a perdida pues el costo de producción es muy alto y los precios de venta han bajado significativamente.

Teniendo en cuenta que esta situación fue propiciada por la decisión del gobierno de abrir el mercado nacional a la oferta global sin arancel, es el mismo gobierno quien debe asumir el compromiso  de facilitar alternativas de solución a la actual crisis que atraviesa este y otros sectores. Es muy importante que se busque la manera de regular la relación de precios al productor y consumidor, también desde la administración pública se deben crear políticas para promover entre los industriales la compra de materia prima producida en el país y campañas de mercadeo que incentiven el consumo de productos fabricados en Colombia.

Volviendo a la situación local, El gobierno departamental ha anunciado la construcción de vías terciarias, mejora de la seguridad, como también un centro de desarrollo tecnológico que permita tecnificar el campo, pero mientras esto sucede se debe proteger a los productores brindándoles incentivos para mantenerse vivos en la crisis e ir avanzado en la aplicación de nuevas tecnologías que les permitan mejorar la relación de productividad. Según un estudio del PNUD titulado “Colombia rural”, es posible tener el doble de ganado utilizando la mitad de las tierras que actualmente son destinadas para esta actividad, ese espacio que queda libre puede ser aprovechado para el cultivo o como zona de reserva.

Hasta el momento no hay políticas claras planteadas desde la administración pública que se estén aplicando para resolver esta situación, ya perdimos el primer tiempo del partido, por tanto es necesario (urgente) que los gremios y el gobierno comiencen a actuar, porque los ganadores en estos tratados de libre comercio deben ser los empresarios colombianos y no los colonos que históricamente se han quedado con nuestra riqueza.



Por. Gonzalo Jose Rugeles Aroca

No hay comentarios:

Publicar un comentario