Para quienes aman a Dios, todo contribuye para su mayor bien: Dios endereza absolutamente todas las cosas para su provecho, de suerte que aún a quienes se desvían y extralimitan, los hace progresar en la virtud, porque se vuelven más humildes y experimentados.

SAN AGUSTÍN

Google

martes, 5 de abril de 2011

LA ERA EXPRESS

Por. Hernan Araujo Ariza
Publicado por el Diario EL PILÓN el 31 de Marzo de 2011


Indiscutiblemente, todos hemos estado alguna vez frente al mostrador, la vitrina o el mesón de una tienda de barrio. Estos espacios, han marcado nuestra vida y han hecho parte de nuestra cotidianidad. El caso es que este formato de tienda -que se ha ido incrustando en nuestro paisaje habitual, al punto que ya nos resulta muy fácil encontrar una en cada esquina- es el captador de los ingresos del 70% del consumo minorista de los colombianos. Una cifra nada despreciable, teniendo en cuenta el auge y la sofisticación de los supermercados y grandes superficies. Lo cierto es que en medio de todas las precariedades que ofrecen las tiendas en instalaciones y espacio, siguen mandando la parada en ventas. Sin que las haya perturbado siquiera, todas las fusiones y transacciones corporativas que ha habido en los últimos 5 años en el país. Recordemos Carulla-Vivero, que terminó convertido en Exito. La confirmación de la gran porción de mercado que hoy cubren los tenderos, es que ya empezaron a moverse las ‘fichas’ de las grandes marcas, en busca de arrancarles un pedazo de esa gran ‘torta’. En reciente entrevista, el presidente del Grupo Exito, advirtió que no habrá más apertura de nuevos hipermercados, como los que tenemos dos en Valledupar. Por el contrario, ya empezaron a operar los formatos Express en Bogotá y Medellín; que son tiendas que no superan los 200 metros cuadrados. Todos ya hacen sus apuestas. Éxito reservó $320 mil millones de sus utilidades, para ampliar su oferta a 80 tiendas este año, en todo el país. Carrefour inauguró sus primeras tiendas Carrefour Express en febrero en Bogotá. Ya ingresó al país la mexicana Oxxo, que cuenta con una veintena de tiendas de este tipo en Bogotá. Y seguro otros vendrán. Ahora, sabiendo que de esta manera se está moviendo el ajedrez del mercado minorista del país; lo importante sería ayudar a los tenderos tradicionales que hoy sobreviven con sus negocios, para que se preparen para enfrentar lo que se les avecina. Pues, aunque haya otros factores que incidan en la elección del lugar de compra, no podemos negar que cualquier consumidor sucumbe ante un precio inferior. Y todos conocemos el poder de negociación que ya tiene un cliente como Éxito o Carrefour, ante cualquier proveedor, lo que se traducirá en productos más baratos, tiendas mejor dotadas y con mayores comodidades. En fin, más atractivas. Sería bueno empezar a explorar algún modelo de asociación, que le permita a los tenderos trabajar con una marca o nombre unificado. Esto aumentará el volumen de los pedidos, con lo que se puede fortalecer la capacidad de negociación en busca de mejores precios. Con marcas unificadas será más fácil competir y lograr fidelidad en los clientes. Y por las ubicaciones no creo que haya problemas, pues mejores esquinas que las que tienen las tiendas de barrio hoy, difícil conseguir. No se pueden cruzar de brazos, estas personas emprendedoras que con estas tiendas han educado a sus hijos y progresado. Si es necesario que les echen una manito, será bueno que Fenalco, la Cámara de Comercio o las incubadoras lideren estos procesos de transformación que tienen que surtirse, para que cuando lleguen las tiendas Express, no sean desplazados fácilmente estos pequeños establecimientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario